miércoles, mayo 06, 2009

MIÉRCOLES


El miércoles apenas lleva 50 minutos aproximadamente cuando empiezo a escribir estoy me animare igual (aunque esta editado a las 11:30 ahora). Va a ser diferente a lo que pensaba ayer.
En la vida hay arboles, plantas, animales de todo tipo, hay música, hay gente, gente y gente. Tengo una casa, Una mamá, un papá, hermanos, una perra hincha pelotas, están las abuelas y demás.
Todos caminan por ahí, los nombrados atrás, mis amigos, mi amiga, la mujer hermosa. Y que buena es la vida, tengo el corazón lleno y eso me llena de alegría. Y estoy contento, y estoy feliz desde hace varios meses. Amo todo eso que me llena, amo la vida, me amo a mi. Nale!, no un Nale cualquiera, sino el Nale namber uan!.
La sangre me corre por las venas, rápido a veces, mas lento otras tantas, el aire recorre mi cuerpo y llena cada una de mis células.
Odio biología, no la puedo leer y soy feliz.
Amo caminar, amo escuchar, amo ver, amo hablar, amo reir, amo llorar, amo cantar, amo bailar, mo caerme, amo levantarme y por sobre todo amo amar.
Estoy lleno, estoy vivo.

Y mi casa, mi próxima casa, esta ahí. Verde... hay mucho mucho verde, flores de muchos colores y formas, arboles con frutos y otros dos, tres o cuatro organizados donde se toma el mate de la tardecita, donde se comparte. Todo en ese gran terreno verde como la esperanza.
La construcción propiamente dicha, grande, no en exageración, adecuada. Dos pisos y un balcón para cada uno.
Juego de cartas, mamá, papá, Luca. Otros conversan contentos, Seba, Samanta, Luis, Mati, Tere, la mujer hermosa y amada corre por el jardín y la veo y la corro y la atrapo y la beso.

Presente, futuro.

La felicidad de mil formas, olores, colores y sabores. Estoy lleno, estoy feliz. Mi corazón late y no deja de latir. Feliz.
Obvio q la felicidad no esta en su máximo nivel, podría estar mas feliz.
Dicen por ahí q la felicidad es un conjunto de momentos felices, yo tengo suficientes momentos felices, claro esta q podría tener muchos mas quizás hasta el doble. Pero valen los q tengo valen mas q el oro.

Y estos mosquitos quieren mi sangre, ¡minga que se las doy!.

Si digo que soy ateo es por no explicar... apateista creo que era la forma de llamar a mi forma de creer, sacando de lado a mis dioses internos, a mi. Gracias vida, gracias Dios, no te salvas, igual te voy a seguir rezando.

Alma, corazón y vida.
Te entregaría todo si tuviera oportunidad.
Felicidad.

Les deseo un buen día.
Au revoir.

=)

1 comentario:

ganesha dijo...

es bueno saber que hAY gente que es FELIZ , de hecho la felicidad existe, se la hace uno !

salu2 y to2 felices