domingo, junio 28, 2009

DOS AGENDAS CON USTEDES LLENARÍA

Pase de una época donde me sentía muy feliz a una donde obviamente me sentí muy triste, pero había una constante, siempre sentía que había tiempo sin usar, eso me generaba cierto mal estar, eso es lo que hacia que mi felicidad sea como una montaña rusa. A veces subía, otras bajaba, iba a mil por hora y de repente solo avanzaba a paso de hombre.
Ahora es distinto, me siento completo, pleno, lleno de felicidad y me encanta. Es una felicidad como cuando M me sonreía, con la diferencia de que es constante, será porque ahora no me sobra el tiempo, es más, todo lo contrario, el tiempo no me alcanza.
Luis y Mati, tiempo para hacer todo lo que hacemos, ir de acá para allá, quedarnos en la casa viciando, después paddle, tennis, fútbol. Los 500 gramos de fideos para cada uno alguna noche de fin de semana.
Migue y Seba en fin de semana, molestar gente jaja.
Miel y toda mi sorpresa de encontrar en la vida a alguien como ella, Miel y poder ir a comer su bizcochuelo, el cual espero tenga mucho dulce de leche adentro (que no haya preocupación, lo pago yo xD). Poder confiar casi mágicamente uno en el otro, no tener vergüenza de de hablar de nada. Miel y su capacidad de animarme, su capacidad de hacer que me entienda a mi mismo. Miel y todo lo que apostaría por ella.
Facultad y poder estar con la gente que estoy. Próximas, al menos, excelentes companias, amistad mucha probabilidad le veo
Y obviamente Tere, mucha, mucha más Tere y todo su corazón, su forma de ver la vida, su grandeza y su flaqueza, esos pocos y exquisitos mates dulces jaja y la alegría de que sean pocos porque colgamos conversando. Tere y msj de texto. Tere y el miércoles que me acompaña al barrio chino.
Corazón lleno.
Felicidad.

=)


Tengan excelentes días futuros súbditos.
Au revoir.

3 comentarios:

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

Corazón lleno, felicidad, eso me encantó.

Vine a leerte y saludarte, un fuerte abrazo te dejo, cuidate mucho, besito.

Julieta dijo...

Faaaaaaá, destila felicidad este blog, me alegro che. Yo debo declararme en cortocircuito (diría el Sr. Páez) y admitir de una buena vez que MI problema es que la felicidad, nunca es feliz para mi, porque me aburre... Donde no hay montaña rusa, me empiezo a sentir incomoda, y así estamos despues, no? quejandonos de las idas y vueltas... y BUEEEE, además de todo: imposible de conformar.

El Conde de Dinamarca dijo...

Más divertido que una agenda llena, es tener que llenarla día a día. Qué mal me salen los mensajes positivos :P. Lo mío es salir a la calle y lo que pinte, ja.

Suerte Nahue!!!