sábado, junio 25, 2011

UN GUSTO, DOS GUSTOS. Y REFLEXIÓN.

¿Dos partes?

Entrégate a mí.
Recorreremos los cielos tormentosos,
las aguas turbias, las llanuras desiertas
y los bosques pantanosos.
Luego, nos detendremos.
Te miraré, me mirarás, y viceversa.
Directo a los ojos.


¿Cuestión de gustos?
Podría terminarlo ahí, pero para más variedad lo complemento.


Sentirás la felicidad, sentiré la felicidad, y viceversa.
Los cielos se despejarán, las aguas aclararán,
las llanuras florecerán.
Y los bosques pantanosos... bueno, siempre bosques pantanosos serán...
Sentirás la felicidad, sentiré la felicidad... y viceversa.



Reflexión:
Se quejan de los gatos pero, sin embargo, las señoras siempre están dispuestas a alimentarlos. Mientras tanto, los cóndores perecen, sin pena ni gloria, o sin gloria, en algún punto perdido del país.

(Va con toda la particularidad que la generalidad me permite... o al revés)



Con la mayor justeza,
Nale.

5 comentarios:

Asereth Vamp dijo...

¿Qué es la felicidad real?
¿Cómo y cuándo se percibe?

En mi opinión la felicidad es subjetiva, pero ciertas veces la hallamos de forma espontánea y no queremos darnos cuenta o nuestro subconsciente nos la esconde; pero una cierta felicidad, siempre -creo yo- está ahí, con nosotros.

¿Qué opinas tú, Nale?


Por cierto, estube un buen tiempo sin escribir en mi Blog y lo he re-iniciado. Me gustaría que te pasaras a echarle un vistazo y darme tu más sincera opinión (qué mejor que la opinión de alguien que entiende la psicología), a ver qué te parece (;

Un saludo de Vamp.

Reptile dijo...

¡A criar cóndores se ha dicho!

Flor dijo...

Escribis muy bonito, nose si alguna vez deje algun comentario, pero lei este blog varias veces (:

Reptile dijo...

Por supuesto que puede, Srito.

Flor dijo...

desde ahora soy una de tus fieles me veras mas seguido (: